0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

Mi carrito $0.00
0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

Mario Alberto Cedillo: Mecanismos del SAT para obtener nuestra información financiera

La primera y más confiable fuente de información para la autoridad son los CFDI.

 

Mario Alberto Cedillo // Fotografía proporcionada por el autor

Estimado lector, en este artículo comentaremos algunos mecanismos mediante los cuales la autoridad fiscal puede obtener nuestra información financiera, abordaremos algunas acciones que realizamos y que con el tendido tecnológico que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) ha creado, puede recrear nuestra situación financiera sin recurrir a nuestros estados de cuenta.

Es importante aclarar que nos referimos principalmente a personas dentro de la formalidad, es decir, personas físicas y morales debidamente registradas ante el SAT y no es que los temas que abordaremos no sean aplicables para quienes no están registrados, seguramente son aplicables, solo que tendríamos que abordarlos desde otro punto de vista.

La primera y más confiable fuente de información para la autoridad son los CFDI, esos que nosotros mismos le entregamos al timbrarlos en nuestro sistema o en la misma página del SAT. Cuando usted, estimado lector, cobra por sus servicios o ventas, al generar el comprobante fiscal en su sistema de facturación, este se replica automáticamente en el de la autoridad.

Si usted es asalariado, pensionado, jubilado o recibe solo los intereses de una inversión, tanto su patrón, el IMSS como la Institución Financiera emiten los CFDI donde se reflejan los ingresos correspondientes, los cuales también generan un registro.

Otro medio de obtención de información para el SAT es la Declaración Informativa de Operaciones con Terceros, la cual la mayoría de los contribuyentes registrados con alguna actividad están obligados a presentar, en la misma, cada contribuyente informa los pagos efectuados durante el mes a sus proveedores. En caso de que usted, no declare que recibió un ingreso, se puede obtener información a través de la declaración que presenta su cliente.

Hoy en día también está en operación el CFDI de complemento de recepción de pagos, que si bien como su nombre lo indica es una adición a la factura emitida, es un documento importante ya que, con la expedición de este, se identifica cuando una transacción ha cerrado el ciclo completo al existir los flujos de dinero y por lo tanto se ha incrementado el patrimonio del contribuyente.

En relación con los asalariados, pensionados o inversionistas, podría pensarse que, al no tener un registro de actividad empresarial, arrendamiento u honorarios, no se consideran contribuyentes. Sin embargo, debido a las retenciones de impuestos realizadas por quienes realizan el pago, estas personas se vuelven contribuyentes, situación por la que también se monitorean sus movimientos financieros.

En cuanto a la obtención de información de los contribuyentes comentados en el párrafo anterior e inclusive de quienes tienen registrada alguna actividad, se han implementado diversas estrategias que permiten a la autoridad allegarse de información.

Por ejemplo, cuando una persona realiza la compra de una casa o terreno, el notario presenta una declaración al SAT informando sobre dicha transacción, lo que incluye los datos de la persona que vendió y quien realizó la compra, además de la forma de pago.

Continuando con algunas ilustraciones, cuando se adquiere una póliza de seguro, se compra un automóvil nuevo, se adquieren joyas o se adquieren acciones, la persona que vende emite un CFDI que se almacena. Viéndolo desde la óptica del comprador estas operaciones son un gasto, pues bien, la autoridad lo ve a la inversa, es decir, si una persona gasta es porque tiene ingresos

Además de lo anterior y solo como un ejemplo más de los mecanismos que tiene el SAT para obtener nuestra información, desde 2014, México ha firmado acuerdos con más de cien países para realizar intercambios de información financiera conocidos como FATCA (Foreign Account Tax Compliance Act) y CRS (Common Reporting Standard).

Por citar un ejemplo de cómo funcionan estos acuerdos; supongamos que usted apertura una cuenta de ahorros en un Banco de USA, esa institución al final del año le avisa al fisco americano sobre esa cuenta y sus rendimientos, esté a su vez comparte esa información con el SAT, y así la autoridad puede fiscalizarnos.

En conclusión, estimado lector, el fisco cuenta con diversos mecanismos para obtener nuestra información financiera; esto le permiten tener un panorama amplio de los movimientos de cada uno de nosotros, por lo cual está cerca de conseguir su objetivo, fiscalizarnos en línea los 365 días del año; ya sea atreves de nuestros ingresos, de nuestros gastos o inclusive por medio de autoridades fiscales extranjeras.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial del ICPNL.

Próximos eventos

F1493FS453 Gestión administrativa positiva y medios de Defensa ante las nuevas facultades del SAT

E0618FI218 Administración Financiera del Capital de Trabajo

F1492SS074 EL Outsourcing y sus riesgos Laborales

X0625CN174 Taller Basico de Contabilidad

F1490FS452 Efectos de la Reforma Laboral en reparto de Utilidades a los trabajadores (PTU)

También te puede interesar