Saltear al contenido principal

Rafael Chapa: El pensamiento creativo y crítico, como motor del desarrollo

Competencias vitales para la solución efectiva de problemas cotidianos.

 

Rafael Chapa // Fotografía proporcionada por el autor

                                                                                                                   

Unas de las competencias clave (meta competencias) en el entorno en el que nos encontramos: Volátil, Incierto, Complejo y Ambiguo, VUCA por sus siglas en inglés, son que una persona tenga, adquiera o desarrolle pensamiento creativo y pensamiento crítico.

Son competencias vitales, requeridas en el mundo de los negocios y en lo personal, para la solución efectiva de los problemas cotidianos.

Son competencias complementarias: la creatividad, que facilita la generación de propuestas de solución; y la crítica, para analizar los problemas y evaluar la utilidad de las opciones para resolverlos.

El Pensamiento Creativo es sinónimo de reflexionar, de engendrar y es el producto de la actividad intelectual y de la imaginación traídos a la existencia a través de la mente, mientras que el Pensamiento Crítico puede ser traducido como decidir o separar con el propósito de llegar a una opinión.

El Pensamiento creativo trata de ver las cosas con diferente perspectiva, encontrar diversas soluciones a un mismo problema y evitar propuestas demasiado simplistas. Supone establecer o introducir por primera vez algo, hacerlo nacer o producirlo de la nada.

Por tanto, consiste en el desarrollo de nuevas ideas y conceptos; requiere tener mucha imaginación. ES la habilidad de formar nuevas combinaciones de ideas, para satisfacer una necesidad y, por lo tanto, el resultado o producto tiende a ser original.

Está orientado a resultados, ya sea a través de una acción interna: llegar a una conclusión, formular una hipótesis o tomar una cierta decisión; o de una acción externa: escribir un libro, pintar un cuadro o componer una canción.

Existe la creencia respecto a que la creatividad no implica trabajo, que es un producto de una iluminación u ocurrencia, pero esto es falso. En realidad, está asociada tanto al deseo como a la preparación, pues existe una firme resolución y determinación para alcanzar cierto objetivo.

Una persona creativa rechaza las alternativas obvias y corre riesgos al bucear en su propio conocimiento y habilidades, hasta encontrar algo que funcione mejor o sea más eficaz. Quien lo desarrolla tiene una gran confianza en su capacidad de evaluación, ya que valida por sí mismo su trabajo y no requiere de la aprobación de los demás.

Las características esenciales del pensamiento creativo son:

• Originalidad, para visualizar los problemas de manera diferente.

• Flexibilidad, para generar alternativas en diferentes campos de respuesta.

• Elaboración particular, a agregar elementos o detalles a ideas que ya existen, modificando alguno de sus atributos mediante su reformulación.

El Pensamiento Crítico consiste en la habilidad de analizar y evaluar la consistencia de razonamientos, en especial, aquellos que se aceptan como verdaderos en la vida diaria. Se obtiene por el proceso de observar, experimentar o razonar, utilizando el conocimiento y la inteligencia. Requiere de claridad, precisión, objetividad y evidencias. Está muy relacionado con escepticismo y la detección de mentiras o engaños.

Para adquirir esta competencia se requiere interpretar ideas y situaciones; aplicar un análisis para evaluar parámetros, intenciones del autor o de la fuente, para otorgar o restar credibilidad.

Es importante destacar que no se trata de pensar en forma negativa o predispuesta a encontrar fallas y defectos; lo que busca es evitar la estandarización y el conformismo. El componente básico es dudar de todo lo que se lee o escucha, para acercarse a los datos objetivos.

Está en oposición directa con la conducta impulsiva, pues cuestiona, indaga, hace preguntas y busca respuestas. Ser crítico no quiere decir hacer juicios negativos, más bien se mira desde el punto de vista de ser juez y evaluar lo que se lee.

Este tipo de pensamiento debe ser disciplinado y autodirigido, para lograr destrezas y habilidades intelectuales. Su fin último es aprender a interpretar, analizar, sintetizar y evaluar la información que se recibe desde la observación hasta la comunicación para procesar y crear un nuevo conocimiento y una nueva opinión.

El pensamiento crítico se asocia con suspender juicios, ejercitar una mente abierta, con un escepticismo sano y como pensamiento reflexivo. John Dewey.

El pensamiento crítico es la habilidad para pensar acerca de lo que uno está pensando.– Mtra. Blanca Silvia López Frías.

Desarrollar el pensamiento crítico y creativo está considerado como el motor del desarrollo del siglo XXI.

La obtención de conocimientos parte de la duda y, debemos ejercitar estas competencias, para obtener soluciones a los problemas cotidianos y hacer frente a cualquier circunstancia en la que se necesite una nueva forma de solución.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial del ICPNL.

El autor es Miembro de la Comisión de Capacitación y Práctica Independiente del ICPNL.

Contacto: [email protected]  

 

Información recibida por el periódico El Financiero,  23 de noviembre del 2022.

https://www.elfinanciero.com.mx/monterrey/2022/11/23/rafael-chapa-el-pensamiento-creativo-y-critico-como-motor-del-desarrollo/  

Esta entrada tiene 0 comentarios

Deja una respuesta

Volver arriba