0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

Mi carrito $0.00
0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

0
0
Subtotal: $0.00

No hay productos en el carrito.

No hay productos en el carrito.

José David Medina: Los tres cochinitos de la tecnología

Uno de los factores que pueden mejorar el crecimiento y asegurar la permanencia de las PYMES es la innovación y la implementación de nuevas tecnologías.

José David Medina / Fotografía proporcionada por el autor

Para mis tres cochinitos.

Cuando emprendemos un negocio estamos convencidos que nuestra oferta de valor es única y somos los mejores en lo que hacemos. Al analizar a nuestra competencia, al enfrentar la realidad, resulta, fehacientemente, que estamos en un mercado competitivo y cambiante. Así, como nosotros existen muchas más empresas que están haciendo lo mismo.

Según datos del INEGI, entre 2019 y 2021 se crearon 1.2 millones de PYMES. Sin embargo, durante el mismo período, cerraron 1.6 millones de empresas. Esto refleja el alto nivel de competencia al que se enfrentan las PYMES en nuestro país. No basta con simplemente crear un producto y venderlo; se requiere mucho más para mantenerse en el mercado, incluso en tiempos de dificultades económicas.

Uno de los factores que pueden mejorar el crecimiento y asegurar la permanencia de las PYMES es la innovación y la implementación de nuevas tecnologías. En general, la mayoría de los emprendedores o propietarios de PYMES nos enfocamos tanto en la venta que a menudo pasamos por alto los beneficios de una empresa integrada con la tecnología. Es por lo que, cuando los propietarios de negocios no están presentes, observamos procesos deficientes y una dependencia excesiva de ellos.

La manera en que construimos y gestionamos la implementación de tecnología en nuestros negocios guarda una notable similitud con la fábula de “Los Tres Cochinitos”, ya que las empresas que perduran a lo largo del tiempo y se transmiten de generación en generación suelen combinar sabiamente elementos tecnológicos y recursos humanos que se heredan y evolucionan con el tiempo. Así, “El lobo” representa las dificultades económicas, la competencia y cualquier factor externo que pueda dañar nuestro negocio.

Empecemos como en la fábula, con “el primer cochinito”: Una tecnología de paja.

No necesariamente estamos eligiendo una tecnología deficiente, pero en el mejor de los casos, esta tecnología a menudo se queda relegada en alguna carpeta olvidada de nuestra computadora y con el tiempo cae en el olvido en un equipo viejo. El mejor ejemplo de esta tecnología son las hojas de cálculo, herramientas excelentes que perdurarán más allá de nuestra propia existencia, pero debemos ser cautelosos en su uso, ya que una vez pérdidas son prácticamente imposible de recuperar y en el mejor de los casos lo que contienen son difíciles de entender para el ojo inexperto.

Esta tecnología al igual que la fábula, el cochinito opta por construir rápido para hacer lo que más le gusta, tal vez por desobligado o porque esta más interesado en otras actividades que en su parecer son más importantes. Al final ofrece una sombra y un techo de la lluvia, resuelve el problema inmediato, mas no definitivamente.

En contraste, el “segundo cochinito”, demostró ser más precavido, optó por no utilizar paja y construyó una estructura más sólida utilizando palos. Al implementar la tecnología “de palo”, aunque más robusta y resistente, aún no proporcionamos la firmeza, el soporte, la estructura y los cimientos adecuados.

A pesar de invertir en tecnología, es probable que esta no se utilice para aprovechar todo su potencial debido a la falta de definición de procesos y la capacitación adecuada.

Finalmente, cuando el “El tercer cochinito” decide utilizar la tecnología de concreto, cierto, más cara y con mayor dedicación, puede, como “práctico”, dotar a nuestra empresa de las herramientas necesarias para atender a nuestras necesidades, costos, procesos ventas y clientes, gestionar nuestros procesos y alcanzar nuestras metas y objetivos a corto y largo plazo. Esta tecnología actúa como un sólido cimiento que permite que la organización resista incluso los desafíos más grandes y persistentes, sin importar cuán fuerte sople el viento.

La organización perdurará a lo largo del tiempo. Debemos tomar en cuenta que está tecnología no se construye de la noche a la mañana, se requiere de liderazgo para planear, presupuestar, enseñar y entrenar, conocer bien nuestro negocio, que es lo que nos hace daño y, por último, una cultura y disciplina organizacional para llevar a cabo las tareas.

Encontrar la tecnología adecuada para nuestra organización no es una tarea sencilla, puede requerir un proceso de prueba y error. El momento de implementarla y el área de la organización a empezar dependerá de nuestras necesidades, la etapa en la que se encuentre nuestra empresa y de nuestra decisión.

En resumen, elegir la tecnología correcta y gestionarla adecuadamente es esencial para fortalecer nuestro negocio y asegurar su continuidad en el tiempo. Al igual que “Los Tres Cochinitos”, construir sobre una base sólida nos permitirá resistir los desafíos, garantizar un futuro duradero para nuestra organización y un retiro sin preocupaciones. Tú decides.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial del ICPNL.

El autor es Miembro de la Comisión Tecnología del ICPNL.

Información recibida por el periódico El Financiero, 12 de diciembre del 2023.

https://www.elfinanciero.com.mx/monterrey/2023/12/12/jose-david-medina-los-tres-cochinitos-de-la-tecnologia/

Próximos eventos

F1493FS453 Gestión administrativa positiva y medios de Defensa ante las nuevas facultades del SAT

E0618FI218 Administración Financiera del Capital de Trabajo

F1492SS074 EL Outsourcing y sus riesgos Laborales

X0625CN174 Taller Basico de Contabilidad

F1490FS452 Efectos de la Reforma Laboral en reparto de Utilidades a los trabajadores (PTU)

También te puede interesar